Distinguimos entre profundidad media y profundidad máxima.

La primacía la tiene el Pacífico con una media de 4050 metros y una máxima de 11030; le sigue el índico con una media de 3900 metros, máxima de 9200; por último el atlántico con una media de 3300 y una máxima de 9200.

El Glacial Ártico llega a un máximo de 55oo metros y el Mediterraáneo, una profundidad máxima de 5120 y una media de unos 1000.

No son muy profundos el mar Báltico, con una media de 460, ni el mar del norte con 90-100 metros de media.