niebla

¿Qué es la niebla?

La niebla tiene el mismo origen y composición que las nubes, pero se forma en el suelo y las gotas de agua que la componen son pequeñísimas.

Se origina cuando cierta cantidad de aire caliente pasa sobre una super¬ficie fría, o bien cuando los estratos bajos de aire húmedo se enfrían, por ejemplo en contacto con el suelo; pero también puede formarse niebla debido a otras circunstancias.

En los centros industriales, las gotas de vapor se condensan alrededor de impurezas y partículas de humo, y en¬tonces la niebla grisácea que se forma se denomina smog.

La niebla es muy inestable: basta con que la temperatura descienda dos o tres grados para que aquélla se for¬me, y basta con que suba otros dos o tres grados para que desaparezca.

La intensidad de la niebla se mide por la visibilidad que hay cuando se está dentro de ella. Hay niebla cuando la visibilidad es inferior a un kilómetro, y es densa si la visibilidad es menor a doscientos metros.

La niebla es muy peligrosa para to¬dos los medios de transporte: cuando es muy espesa y persistente, los barcos se ven obligados a utilizar instrumen¬tos de señalización, y los aeropuertos a menudo se cierran.