¿Por qué no puedes mirar fijamente al sol sin gafas de eclipse?

¿Por qué no puedes mirar fijamente al sol sin gafas de eclipse?

¿Cómo puede el sol hacer un agujero en el globo ocular?

El sol es la fuente de energía más poderosa del sistema solar. Es el objeto más energético en años luz hacia todas las direcciones (literalmente es un enorme reactor de fusión). La energía que expulsa es tan intensa que puede dañar seriamente tu visión.

Es particularmente peligroso debido a la anatomía de nuestros ojos. Cuando la luz entra en los ojos, el cristalino enfoca la luz hacia la retina, ubicada en la parte posterior del ojo. Somos capaz de ver gracias a que los sensores químicos de la retina detectan la presencia de luz y transmiten información al cerebro.

La retina puede manejar bien la luz solar indirecta. Pero piensa en lo que pasa cuando sostienes una lupa hasta el sol. Enfoca la luz lo suficientemente intensamente como para encender un fuego. Algo parecido sucede con el lente en el ojo cuando se enfoca directamente en el sol.

La luz del sol es muy intensa y se concentra en un área muy pequeña, luego esa luz se convierte en calor y ese calor cocina la retina. Así que tienes un área permanente que no ves, un punto ciego permanente. Lo que es peor, una quemadura de retina no se cura como una quemadura de sol en la piel. En realidad no se cura en absoluto.

No se cura porque la retina es tejido nervioso, que no se regenera fácilmente. Es como una rotura de la médula espinal: permanente. Y debido a que la luz del sol golpea el centro de la retina, esta quemadura ocluye la región más aguda de la visión central. Simplemente 20 segundos de mirar al sol pueden dejarte parcialmente ciego de por vida. En casos menos severos, puede haber inflamación en la retina que se puede tratar con esteroides u otros medicamentos antiinflamatorios.

anatomía ojo

Normalmente no miramos al sol porque es incómodo. Pero un eclipse es una oportunidad para apreciar nuestro lugar en el universo.

¿Cómo funcionan las gafas de eclipse?

“Nunca es seguro mirar directamente a los rayos del sol, incluso si el sol está parcialmente oscurecido”, advierte la NASA. Incluso cuando el sol se oscurece en un 99%, puede causar daños.

Es por eso que durante un eclipse parcial – e incluso a través de las fases tempranas y posteriores de un eclipse total, cuando se pueden ver las últimas partes del sol espiando a través de los cráteres de la luna – necesitarás protección ocular. Sólo se pueden quitar las gafas de protección cuando la luna ha cubierto completamente el sol durante la totalidad.

gafas eclipse

Las gafas de sol normales no bloquean la luz suficiente. Necesitas gafas que filtren todo menos el 0,003 por ciento de la luz visible y bloquean la mayoría de los rayos ultravioleta e infrarrojos también. Estos filtros generalmente tienen una fina capa de aluminio, cromo o plata depositada en sus superficies que atenúa la energía ultravioleta, visible e infrarroja “, explica la página de seguridad ocular de la NASA. El uso de una foto o radiografía no es seguro.

(Lo mismo se aplica al mirar a través de prismáticos, cámaras espejadas, o telescopios: Si estás mirando el sol a través de ellos, tendrás que poner filtros especiales en las lentes.

Para tus ojos, podrías agarrar un par de las gafas de soldador más oscuras disponibles (sombra 12 o superior). O usa un par de gafas de eclipse desechables certificadas.

Para asegurarte de que las gafas cumplen con los estándares de calidad hay que asegurarse que marcan “ISO 12312-2”.

¿Cuál es la forma más segura de ver un eclipse?

La forma más segura de ver un eclipse es a través de un proyector. Si no quieres arriesgarte a mirar directamente al sol, intenta hacer un proyector de orificios pequeños. Todo lo que se necesita es un trozo de papel y un alfiler. El pequeño agujero imita las propiedades de una lente y proyecta la imagen del sol sobre una superficie plana.

Deja un comentario