A muchas personas les gusta tener una casa móvil, que cambie de sitio a su gusto; en cambio, hay muchas personas que viven en casas móviles a la fuerza.

En lugares dónde las posiblidades de encontrar agua firme son muy escasas, cuando no inexistentes, las barcas-vivienda han dado lugar a verdaderas ciudades flotantes.

En Hong Kong, es famosa la ciudad flotante concentrada, sobre todo, delante del puerto de Sai Kung, dónde millares de personas viven desde hace generaciones me los típicos sampan.