El futbolín en el que los jugadores tienen las piernas separadas lo inventó un gallego.:Alexandre de Fisterra.

Alexandre dijo ser herido durante uno de los bombardeos de Madrid durante la Guerra Civil Española Viendo a muchos niños heridos como él en el hospital (por ejemplo, incapaces de poder jugar al fútbol), pensó en la idea, inspirándose en el tenis de mesa.

Alexandre confía a su amigo Francisco Javier Altuna, un carpintero, la fabricación del primer futbolín siguiendo sus instrucciones.

En la actualidad este particular invento tiene muchos nombres en todo el mundo como Bonzini, Tornado, Tecball…