Se cuentan por miles los mounstruos marinos de todo tipo, tamaño y forma descritos a través de los tiempos. Pero jamás fue capturado ninguno.

Los marineros viven durante meses en un reducido universo, com mucho tiempo para contemplar la inmensidad de las aguas y fantasear sobre ellas, y la sugestión puede contagiarse con facilidad.

Esto era bastante acentuado en el pasado, cuando la ciencia y la técnica no podían ayudar a los navegantes, y simples fenómenos naturales, o bien animales exóticos, podían hacer que surgiese el mito de los mounstruos.