¿Qué diferencia a la calculadora del ordenador?

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditPin on PinterestShare on Tumblr

La calculadora es una máquina dotada de memoria en la que se han grabado todas las instrucciones necesarias para efectuar las operaciones aritméticas.

Su memoria no puede ser modificada ni ampliada. Está constituida por una unidad de entrada, en la que se insertan los números que se han de elaborar; por un procesador que efectúa las operaciones aritméticas; por una unidad de salida que permite ver los resultados, y por la memoria.

El ordenador está constituido por las mismas cuatro unidades básicas que la calculadora, pero su memoria no alberga un solo tipo de instrucción, sino que acepta diversas series de instrucciones, denominadas «programas».

Los programas le dicen al ordenador qué serie de instrucciones debe utilizar: escribir, dibujar, compaginar un libro, efectuar una lista de direcciones, ordenar alfabéticamente una serie de nombres, jugar, enviar señales para el funcionamiento automático de máquinas, comunicar con otro ordenador para intercambiar datos, leer un código de barras, etcétera.

El ordenador lleva a cabo todas las operaciones que realiza la calculadora, mientras que no es posible lo contrario.

 

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on RedditPin on PinterestShare on Tumblr