El surf es un deporte que consiste en dejarse llevar por una ola manteniéndose de pie sobre una tabla de dos metros y medio de largo.

Es un deporte que necesita las grandes del océano, por lo que se practica bastante en Australia, en Sudáfrica y en los Estados Unidos. Esta práctica nació en las islas Hawai como ritual religioso.

Los hawaianos creen que las olas grandes son una manifestación de la fuerza de la divinidad del océano, y desfiar y dominar dicha fuerza es una prueba de valentía y bravura.